Hambre, una historia de fantasmas con sabor de hogar

En noviembre de 2015, el 18 para ser exacto, una empresa importante me contrató. La primera semana la pasé en un curso de capacitación de ocho horas diarias. Era cansado, sobre todo el regreso a casa que, gracias al tránsito pesado de mi querida CDMX duraba al menos dos horas.
Una de esas noches comencé a escribir “Hambre” en el viaje de regreso y no dejé de escribir por varios meses, pues poco despúes comencé otra de mis historias.

Estoy segura de algo; si ya no trabajo en esa empresa se lo debo enteramente a la mucha atención que estas historias me exigieron, algo que a la susodicha empresa pareció no impresionarle.

Por supuesto que no me arrepiento; no se puede comparar un empleo con un libro… o dos libros. Al contrario, me alegro.

Me moría por enseñarle a una de mis mejores amigas el capítulo tan intenso que me había quedado. Lloré al escribirlo y sentí la onda tristeza de perder a un ser muy querido. Pero por varios días no nos pudimos poner en contacto.
Cuando volvimos hablar, supe que la tragedía había tocado a su puerta y que las lágrimas que derramé también fueron por esa madre y abuela que no conocí, pero que quizás pasó a dejar un mensaje para su hija que yo fielmente tomé en forma de historia.

Sin embargo, “Hambre” no solo se alimentó de aquella perdida. Contiene gran parte de la historia de mi familia, de mis experiencias paranormales. Si bien los personajes no están especificamente basados en nadie, reconozco ciertos parecidos. Conozco un sanador cuya presencia hace que te sientas infinito y desnudo. Los sueños de sombras y los espectros que toman el lugar de otro y se deshacen como arena.
También tiene todo el sabor de mi tierra; el chocolate, el arroz a la mexicana, esos velorios que parece festines que recuerdo de mi infancia, el pastel de cumpleaños, los tamales y los tacos, el cempasúchil y el pan de muerto.

1445092bd058f7e8

“Hambre” es una historia que habla de amar y aceptar. De la familia como nucleo, sin importar si es diferente. Del daño que puede hacer el rechazo.

Si quieres algo realmente mexicano, date una vuelta por aqui: Hambre

Hambre
Fantasia paranormal de fantasmas ambientada en la Ciudad de México actual, LGBT
Anuncios
Categorías: